26 jun. 2012

Recogiendo patatas, comida entre amigos y pastel de chocolate con cerezas




Como pasa el tiempo. Más de un mes sin publicar en el blog... ¡Os pido mil disculpas! Pero supongo que me perdonaréis si os explico que he estado trabajando mucho... y lo que me queda ^.^ y que ha sido imposible pensar que receta publicar para vosotros y menos aún hacer las producciones que hago, fotográficamente hablando.

Así que me viene fenomenal empezar a introducir y como ya expliqué en FACEBOOK hace semanas, nuevas secciones en el blog. La primera, fué  "Mis libros" y esta de hoy, es otra nueva sección que no tiene un título específico pero si un contenido que debía de haber estado en Cook me tender desde que lo inauguré.




Life es una palabra que siempre ha estado en la cabecera de este blog... en inglés porque bueno este blog en un principio íba a ser en inglés *.*...... life porque tenía que haber habido historias narradas no solo con palabras sino que también con imágenes... historias mías, de amigos, de gente... y siempre lo he ido dejando y ya era hora!

Y mirar, empiezo por una muy sencilla pero preciosa y que hizo que me ilusionara mucho... en niña me convertí, porque fué como encontrar pequeños tesoros.




Mis amigos, los Guerrero, de apellido y de lucha, con un pequeño y modesto trozo de tierra, pero que pequeño por fuera y grande por dentro, frase que los de corta estatura soltamos muy a menudo, nos reciben con un pan de nueces y pasas recién hecho, cositas ricas para acompañarlo y una voz tranquila y melódica de Mari Carmen, la Guerrera más grande.




Aprieta el sol y empieza la recogida de patatas y no tardo en darme cuenta del trabajo arduo del campo. Yo arranco pocas plantas, dejo rastrillo por cámara, que es lo mío.
Laura, mi amiga, como una jabata, con cámara y rastrillo, pero esta vez con rastrillo hace toda la recogida.




Y nos preparan Patatas a lo pobre que fríen y acompañan con pimientos verdes, aunque en otras zonas de España las acompañan también con pimiento rojo, incluso con un huevo frito a parte y servido encima de las patatas, también puede haber chorizo.
Gazpacho fresquito, solomillo ibérico, huevos fritos y conversación cinéfila, que Juan, el Guerrero mayor, sabe mucho de eso, pero mucho!




Y yo les regalo un pastel de chocolate con cerezas. No es una receta nueva en este blog. La podéis encontrar en la receta del Dark chocolate cake pero esta vez lo acompañé de unas cerezas, que bueno, que os voy a contar, que a parte de ser súper vistoso la mezcla del chocolate con la cereza es riquísima.



Y estuvimos tan a gusto que se alargó hasta la noche y es que ya lo he dicho en otras ocasiones, la comida tiene eso, consigue reunir a familias, amigos, desconocidos... alrededor de una mesa horas y horas compartiendo conversaciones, sensaciones, experiencias... gracias Mari Carmen, Juan, Laura, Francesc y Albert.